ALBONDIGAS VEGANAS

Ingredientes:

  • 400 g de garbanzos cocidos (1 frasco)
  • 275 g de tofu firme
  • 250 g de champiñones
  • 40 g de aceitunas negras
  • 100 g de pan rallado
  • ½ cebolla
  • 4 cucharaditas de pimentón dulce
  • 2 cucharaditas de cúrcuma
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de romero
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Pimienta blanca y negra
  • Sal
  • Harina

Elaboración:

Con estas cantidades salen bastantes bolitas, ya que no se deben hacer muy grandes para que no se deshagan, yo las hago de unos 20-25 g, pero estas cantidades se ajustan a los formatos que encontráis en el mercado. Los frascos de garbanzos cocidos suelen ser de 400 g en seco, aunque también los podéis cocer, y los paquetes de tofu que compro yo son de ese peso, aunque podéis ajustar cantidades, tened en cuenta si hacéis menos cantidad de poner menos cantidad de especias también.

Por otra parte la masa se puede congelar, embolada o en bloques.

Lo primero que debemos hacer es poner el tofu a escurrir bien, aunque creo que ya he  puesto como, lo que se debe hace es ponerlo en un escurridor envuelto en papel absorbente y con un peso encima para que suelte bien todo el agua.

Mientras dejamos el tofu escurriendo, picamos muy menudos la cebolla y los champiñones, incluso en picadora eléctrica, y los pochamos ligeramente en un poco  de aceite de oliva.

Chafamos los garbanzos con un tenedor y picamos muy bien las aceitunas.

Desmenuzamos el tofu y escurrimos el aceite de sofrito. Echamos todo en un bol grande junto con las especias y el pan rallado. Revolvemos bien con una espátula para que la mezcla se quede repartida homogéneamente y amasamos bien con las manos para que coja consistencia, si vemos que está muy suelta añadimos más pan rallado.

Cubrimos con film transparente y dejamos reposar en la nevera 1 hora. Una vez pasado ese tiempo lo porcionamos y hacemos las bolitas procurando que queden bien compactas.

Para freírlas las pasamos por harina y las echamos en aceite bien caliente y en una sartén que las cubra para manipularlas lo menos posible y que no se nos rompan. Daros cuenta que al no llevar huevo no ligan tan bien.

Lo ideal, acompañarlas con una salsa de tomate casera.

Escuchando a Judas Priest

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s